¡FELIZ NAVIDAD!

En realidad, la Navidad es la fiesta de la infinita Misericordia de Dios, como dice san Agustín de Hipona: «¿Pudo haber mayor misericordia para los desdichados que la que hizo bajar del cielo al creador del cielo y revistió de un cuerpo terreno al creador de la tierra? Esa misericordia, ese amor hacía cada uno de nosotros, otorgó forma de siervo al señor del mundo, de modo que el pan mismo sintió hambre, la saciedad sed, la fortaleza se volvió débil, la salud fue herida y la vida murió. Y todo ello para saciar nuestra hambre, regar nuestra sequedad, consolar nuestra debilidad  y extinguir la injusticia.

¡¡¡¡LA OBRA MISIONERA EKUMENE OS DESEA A CUANTOS VISITAIS NUESTRA WEB UNA FELIZ Y SANTA NAVIDAD!!!!

 

¡FELIZ NAVIDAD!